ALTAR FAMILIAR DEL 17 DE DICIEMBRE 2018

ALTAR FAMILIAR DEL 17 DE DICIEMBRE 2018

“CAMINANDO EN MULTIPLICACIÓN, PODER Y DOMINIO”

AUTOR: APÓSTOL HOLVER ESCALA


PAN DE VIDA

Génesis 1:28:

“Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra”.

Reina-Valera 1960 (RVR1960)

 

ORACIÓN EN FAMILIA

“Padre, te alabamos y te bendecimos, toda la gloria y la honra es para ti porque tú eres un Dios bueno, grande y todopoderoso, eres el Gran Yo Soy y maravilloso Dios. Te pedimos en el Nombre de Jesús, que se manifieste tu voluntad y tu Reino sobre nuestra nación, familia e Iglesia; te pedimos tu cobertura angelical y el poder de tu sangre sobre nuestros hogares, te pedimos que podamos recibir los milagros de cumplimiento profético, en el Nombre de Jesús Amén”.

 

PRINCIPIOS DE BENDICIÓN PARA LA FAMILIA

Estamos en un tiempo de aceleración profética, Cristo dijo en Marcos 1:15 dice: “El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio”. Debemos caminar con mentalidad de tiempo cumplido, entendiendo lo que dijo Jesús: “consumado es”; Cristo no hará muchas cosas porque Él ya lo cumplió todo en la cruz, ahora nosotros por la fe tenemos que caminar y funcionar en ello.

Muchos estorbos y tropiezos en nuestro propósito que han venido por la ignorancia de la obra de Cristo serán quitados por el conocimiento de la gracia de Dios, cuando se nos revela Cristo desde una perspectiva apostólica y profética (Efesios 2:20). ¡Todo se acelera!, así que prepárate porque vienen días de aceleración profética.

En Génesis 1:26-28 podemos ver el propósito de Dios para con el hombre: nosotros fuimos creados a la imagen de Dios y su naturaleza con el propósito de señorear sobre la creación (Génesis 1:26). Este era el propósito original, no era la salvación porque el hombre no había pecado, sino que era manifestar su Reino y gobierno en la tierra.

En Génesis 1:28 Dios bendijo al hombre y le dijo: “Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread…”, quiere decir que, Adán y Eva tenían que dar frutos, ser fértiles y multiplicarse en hijos con la naturaleza de Dios que es de santidad y verdad; y multiplicarse en hombres y mujeres con la imagen de Dios, que es Cristo, para poder dominar, gobernar y echar fuera las tinieblas y la maldad de la tierra, no dejándose engañar por ella (Génesis 1:2).

Dios, antes de darles el gobierno de toda la creación, les dio una pequeña parcela llamada el “huerto del Edén”, y si el hombre era fiel en ese huerto le daría el gobierno de toda la creación, del cielo, de la tierra y del mar (Génesis 2:15).

La única condición que Dios le puso al hombre fue ver a Cristo (su Hijo) en el árbol de la vida (Génesis 2:9, 16-17 dice: Dios le dijo al hombre: “De todo árbol del huerto podrás comer (incluyendo el árbol de vida)”. El problema de Adán y Eva comenzó al no comer del árbol de la vida eterna que activaría todo ese poder de multiplicación, poder, autoridad y dominio; ellos se enfocaron en lo prohibido que era “el árbol de la ciencia del bien y el mal” y en la codicia, por eso cayeron y se les fue quitado al hombre el poder de dominar y señorear (Génesis 9:1).

A veces, queremos fructificar y multiplicarnos en hijos de Dios y en discípulos pero sin fundamentarnos en Cristo o dejándolo de ver, esto trae al igual que en Adán y Eva una multiplicación de esclavos del pecado, una multiplicación de gente sin la naturaleza de Dios. Un ejemplo de ello es la nación de Israel (Éxodo 1:12-14), a quienes mientras más los oprimían más se multiplicaban, pero ese sistema los hacía esclavos y les amargó la vida porque Dios no quiere multiplicación de esclavos ni de gente religiosa y oprimida, Dios quiere multiplicación de gente que camine en la libertad con que Cristo nos hizo libres, en poder y autoridad sobre lo creado.

El hombre perdió la imagen de Dios y su naturaleza, entrando la naturaleza del pecado en él, perdió el poder para señorear y dominar y se convirtió en un esclavo del pecado y de lo creado. Así que Cristo vino al mundo, nuevamente como el árbol de la vida, para que todo el que en Él crea tenga vida eterna y vida en abundancia.

Así como Adán y Eva fueron sacados del huerto por no ver a Cristo, la nación de Israel fue sacada por un tiempo del propósito de Dios por no ver que Jesús era el Cristo, y así Dios levantó una nueva nación que es la Iglesia, con esto, Jesús vino a restaurar la imagen de Dios que es Cristo (Romanos 8:29 dice: “Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos”). Jesús, a través del Espíritu Santo, hizo que Cristo morara, viviera y habitase en nosotros (Gálatas 2:20; Efesios 3:17; Colosenses 1:27).

El propósito de los cinco ministerios es que lleguemos al conocimiento de su Hijo y a la su plenitud (Efesios 4:13), que crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, que es Cristo (Efesios 4:15).

 

LA IMPORTANCIA DE ESTABLECER A CRISTO EN EL DISCIPULADO

El verdadero discipulado no es formar la imagen del discipulado o del mentor, es formar a Cristo en los discípulos (Gálatas 4:19 dice: “Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros”). El apóstol Pablo enseñó a la Iglesia de los Gálatas amonestándoles y exhortándoles con un solo propósito, el cual era que Cristo fuese formado y creciera en ellos.

El verdadero discipulado no es mejorar la vieja naturaleza en el hombre, esa naturaleza caída y adámica, porque el viejo hombre fue crucificado y sepultado en Cristo (Romanos 6:4-6); es darle a conocer que ese viejo hombre pecador fue aniquilado y destruido en la Cruz y el cuerpo del pecado fue destruido. Muchos viven frustrados por tratar de ser mejores personas mejorando al hombre adámico, pero la única manera de crecer espiritualmente y ver una transformación genuina es caminando en el Hombre Nuevo que es Cristo en nosotros, la esperanza de Gloria.

Cuando Cristo es formado, crece la naturaleza de Dios en nosotros y es cuando manifestamos crecimiento espiritual, multiplicación de discípulos y el poder de Dios. Así se movió la Iglesia del primer siglo porque ellos no cesaban de predicar a Cristo en las casas (Hechos 5:42). En su predicación, el enfoque era la vida, enseñanza, muerte, resurrección y ascensión de Cristo ya que estos fueron los fundamentos del primer mensaje del apóstol Pedro y por eso 3000 personas se convirtieron y perseveraron en la enseñanza y en a la oración, es decir, fueron exitosos en la consolidación porque predicaron, enseñaron y formaron a Cristo en los nuevos creyentes.

Por un momento los apóstoles se desenfocaron cumpliendo una función que no les correspondía, y por la comida y las necesidades físicas de la gente desatendieron lo espiritual y esto causo murmuración (Hechos 6:1):

  • Murmuración viene cuando para ti lo más valioso es lo pasajero que lo eterno
  • Murmuración viene cuando se cambia el orden de prioridades. Para Dios es primero el alimento espiritual, que el alimento físico (Mateo 6:33).

Los apóstoles se dieron cuenta que no era justo (legal y fuera del diseño divino) dejar la Palabra de Dios y de suplir las necesidades espirituales por servir a las mesas (Hechos 6:2), por eso delegaron un equipo que se encargara de la ayuda social porque entendían que la prioridad de ministerios apostólicos es la oración y la Palabra (Hechos 6:3-4). Esto trajo como beneficios lo siguiente:

  • Crecía en la Palabra del Señor (Hechos 6:7), en la revelación del evangelio del Reino, gente saliendo de la ignorancia y caminando en libertad por la verdad en Cristo.
  • Multiplicación de Discípulos (Hechos 6:7). Multitudes seguían a Jesús por las señales que Él hacía, incluso lo seguían por la multiplicación de panes y peces (Juan 6:26-27), pero cuando Jesús padeció en la cruz, de 5000 que Jesús le dio pan y peces solo permanecieron 120. La multiplicación de gente no permanece, pero la multiplicación de discípulos permanece en medio de las pruebas y dificultades. Esta es la verdadera multiplicación.
  • Multiplicación Grande (Hechos 6:7). La Iglesia, en medio de la opresión del imperio romano y de la persecución de los religiosos de la época, no cesaban de predicar y enseñar a Cristo (Hechos 5:42) y cuando creció la Palabra de Cristo hubo una multiplicación grande de discípulos. Si caminamos en estos fundamentos, lo que veremos en lo que queda del año 2018 y 2019 es una multiplicación grande en nuestras iglesias, y no multiplicación de gente sino multiplicación de Discípulos del Señor.

En Hechos 2:43 dice: “Y sobrevino temor a toda persona; y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles” y Hechos 5:12 “Y por la mano de los apóstoles se hacían muchas señales y prodigios en el pueblo…”. Luego que los apóstoles se dedicaron a la oración y a la Palabra y esta crece, los discípulos se multiplican; ellos imponen mano sobre un equipo de servidores y dos de ellos reciben la impartición apostólica: Estaban y Felipe. Estaban lleno de gracia y de poder ya que hacían grandes milagros y señales entre el pueblo (Hechos 6:8), en pocas palabras, ya no eran solo los apóstoles, también era un hombre que era un servidor el que manifestaba poder, porque la multiplicación verdadera va seguida del levantamiento de una Iglesia de poder y autoridad, hombres y mujeres que manifestaran señales y prodigios.

Esto lo declaro en el nombre de Jesús: veremos multiplicación, poder y Reino de Dios manifestado en las naciones de la Tierra.

 

GENEROSIDAD EN FAMILIA

Tan grande fue el amor de Dios que entregó a su Hijo Jesús para darnos salvación, y si el Padre no escatimó a darnos a su Hijo con Él nos entregará todas las cosas. La semilla de su Hijo trajo la cosecha de su Iglesia, lo que viene es una gran cosecha.

 

DECRETO APOSTÓLICO

Declaramos proféticamente en el nombre de Jesús, que viene una multiplicación grande de hijos discípulos, gente de fe que camina en poder y autoridad y que veremos una generación de personas perseverantes en la oración, en la Palabra apostólica y de nuevo pacto. Este es el mejor tiempo para la Iglesia de Cristo en las naciones de la Tierra.

#AltarFamiliar #TiempoDeAceleracionProfetica  

 

Descargar Altar Familiar

Reportar Altar Familiar:

 

[[[["field16","equal_to","1"]],[["show_fields","field17"]],"and"],[[["field16","equal_to","2"]],[["show_fields","field22,field17"]],"and"],[[["field16","equal_to","3"]],[["show_fields","field21,field17,field22"]],"and"],[[["field16","equal_to","4"]],[["show_fields","field20,field17,field22,field21"]],"and"]]
1 Step 1
Familia
Dirección exacta donde se realizó
Tema impartido
Nombre de las personas asistentesseparadas por (,) ó una por línea.
0 /
Nombre de las personas que hicieron la “Oración de fe”.separadas por (,) ó una por línea.
0 /
Para confirmar tus ofrendas vía transferencia:
Banco desde la cual la hizo:
Monto
N° ReferenciaCódigo o referencia de la operación
Captura de pantallaopcional
cloud_uploadSubir
Testimonios
0 /
Información adicional
0 /
keyboard_arrow_leftPrevious
Nextkeyboard_arrow_right