ALTAR FAMILIAR DEL 18 DE FEBRERO 2019

ALTAR FAMILIAR DEL 18 DE FEBRERO 2019

AMOR, GRACIA Y PACTO

AUTOR: APÓSTOL HOLVER ESCALA


PAN DE VIDA

2 Samuel 9:1:

“Dijo David: ¿Ha quedado alguno de la casa de Saúl, a quien haga yo misericordia por amor de Jonatán”.

Reina-Valera 1960 (RVR1960)

 

ORACIÓN EN FAMILIA

“Padre, te damos gracias por tus bondades y maravillas, tú eres un Dios bueno, grande y poderoso. Te pido Padre que tu cobertura esté sobre nuestra familia y nación, en el nombre de Jesús. Amén”.

 

PRINCIPIOS DE BENDICIÓN PARA LA FAMILIA

Tenemos que poner este año y nuestra vida bajo el año agradable del Señor, un tiempo de liberación, sanidad y salvación. Esta semana en el evangelismo y en la conexión de Casas de Paz nos ganamos 256 familias y 442 personas ganadas; es un tiempo de dar de gracia por lo que hemos recibido.

ENTENDIENDO EL PODER DEL AMOR, LA GRACIA Y EL PACTO.

Dios escogió a David para ser el rey de Israel, y en ese tiempo había un rey llamado Saúl que se desvió y fue desechado del propósito de Dios. David vivió en casa de Saúl y se hizo un guerrero poderoso y Dios le empezó a dar gracia para con el pueblo, lo cual despertó envidia en Saúl y desde allí lo perseguía para matarlo. Pero el hijo de Saúl (Jonatán) no tenía el corazón de su padre, sino que era una persona llena de bondad y discernimiento; cuando vio a David entendió la gracia que Dios había puesto sobre él y que iba a ser el rey de Israel, y por eso hizo un pacto con David (1 Samuel 18:1-4):

  • Jonatán hizo pacto con David por la gracia que Dios puso en él (1 Samuel 18:3).
  • Jonatán se quitó el manto que llevaba, su espada, su arco y su escudo (1 Samuel 18:4).

David es figura o sombra de Cristo, por eso a Jesús le decían “hijo de David” y Jonatán es tipología de cada uno de nosotros, es decir, cuando llegamos a Cristo él nos mete en el Nuevo Pacto, el hace pacto con nosotros y nosotros con él. En ese momento nosotros le entregamos al Señor nuestra vieja naturaleza, nuestras armas carnales y nuestra fuerza porque entendemos que no hacemos las cosas con nuestras fuerzas humanas, sino por la gracia de Dios.

Jonatán le dio y fue generoso con David porque él sabía que esto iba a traer bendición sobre sus generaciones. Debemos entender que el dar a Dios es una gracia que Dios nos concede (2 Corintios 8:1). Entendamos que la gracia es un favor y una bendición que Dios nos otorga y que nosotros no nos merecemos.

El dar para Dios, así como lo entendió Jonatán con David, es un gran privilegio (2 Corintios 8:4) porque el dar para el Señor y el pactar con Dios con nuestra generosidad activa la bendición de Dios sobre nuestra familia y te prepara que sentarte en la mesa de abundancia del Señor.

Cuando David se iba de la Casa de Saúl (porque este lo intentaba matar) Jonatán le ayudó a escapar y reafirmó el pacto que hizo con David (1 Samuel 20:13-17).

ASÍ COMO DAVID FUE FIEL AL PACTO, DIOS ES FIEL AL NUEVO PACTO Y A SUS PROMESAS PARA CON NOSOTROS.

Vino juicio sobre la casa de Saúl por causa de sus maldades y murieron el y su hijo Jonatán en un día; a pesar de su muerte, David no se olvidó del pacto que él y Jonatán hicieron y por eso en 2 Samuel 9:1 dijo David: “¿Ha quedado alguno de la casa de Saúl, a quien haga yo misericordia por amor de Jonatán?”. Debemos entender que Dios no se olvida de nosotros, no se olvida del pacto que hace con el hombre (Génesis 8:1-2 dice: “Y se acordó Dios de Noé, y de todos los animales, y de todas las bestias que estaban con él en el arca; e hizo pasar Dios un viento sobre la tierra, y disminuyeron las aguas. Y se cerraron las fuentes del abismo y las cataratas de los cielos; y la lluvia de los cielos fue detenida”).

Dios hizo un pacto con nosotros a través de Cristo, donde Él es el mediador de ese pacto. Hebreos 8:6 dice: “Pero ahora tanto mejor ministerio es el suyo, cuanto es mediador de un mejor pacto, establecido sobre mejores promesas”. Cristo esta es la Sangre del Nuevo Pacto.

Quiero decirles que Dios no se ha olvidado de nosotros como Iglesia, como hijos suyos, de los hijos en esta nación. ¡El se ha acordado de nosotros y va a traer gran bendición, milagros, salvación, poder y autoridad sobre cada uno de nosotros! Todas sus promesas se harán realidades en nosotros.

David empezó a preguntar e indagar quien había quedado de la descendencia de Jonatán y un siervo de Saúl llamado Siba le dijo que había quedado un hijo de Jonatán que había sido lisiado de los pies (2 Samuel 9:3: 4:4). Mefi-boset por causa de que su nodriza estaba huyendo, en un descuido dejo caer a Mefi-boset y este quedo lisiado y cojo para siempre. Cayó en una desgracia: Su padre muerto, la casa de Saúl siendo perseguida y el lisiado de los pies.

Mefi-boset vivía en un lugar llamado Lodebar que significa “Lugar de dolor, miseria, tristeza, oscuridad, soledad, desesperanza, despojados de la fe y la esperanza”.

¿Cómo estábamos nosotros? Efesios 2:12 dice: “En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo”.

Lo que le paso a Mefi-boset es un reflejo de lo que nos pasó a nosotros (la humanidad), sin tener culpa por causa del pecado de Adán y Eva su descendencia y la Tierra cayó bajo maldición y esto dio lugar al sufrimiento, la maldad, la tristeza, depresión, miseria, muerte espiritual, condenación, peleas entre familiares y familias, destituidos de la gloria de Dios. El pecado dejo lisiado a la humanidad, la dejo en “Lodebar”, lugar del dolor, de la tristeza, de la amargura, y aún hay personas que conocen a Cristo pero no entienden el poder de la gracia porque viven bajo depresión, tristeza, angustia. Hoy en día vemos mucha gente que están en Lodebar y con su esfuerzo humano no pueden salir de allí.

El único que pudo sacar a Mefi-boset de Lodebar (lugar del dolor, de miedo, desesperanza, de miseria) fue David (2 Samuel 9:5-7). David le dijo a Mefi-boset “te voy a sacar de este lugar y te vas a sentar en mi mesa como uno de mis hijos, como un príncipe y traeré restitución de todas las tierras que te quitaron”.

Cristo es el único que nos puede sacar del lugar de la desesperanza, de la condición de tristeza, temor, miedo, pecado, tinieblas, enfermedad, esclavitud, cautividad, olvido; el único que te puede sacar de ese lugar de oscuridad donde estas es Cristo el hijo de David. El vino a deshacer las obras del diablo, el vino a darte vida y vida en abundancia, el vino a cambiarte de lugar, pasarás de estar en Lodebar a sentarte a la mesa de Dios, a la mesa de sus bendiciones (Efesios 1:3).

El Padre te va a sacar de Lodebar porque Cristo murió por ti y murió por nosotros, así como Mefi-boset; él no hizo nada mas que solo recibir la gracia y la misericordia de David por el pacto que hizo con Jonatán. Así nosotros recibimos todos los beneficios de la gracia por la sangre que Cristo derramó en la cruz por nosotros.

Hay una promesa de restitución para nosotros y nos la ilustra 2 Samuel 9:7 que dice: “…y te devolveré todas las tierras de Saúl tu padre; y tú comerás siempre a mi mesa”:

  • Jesús dijo “yo vengo a salvar lo que se había perdido”, Cristo vino a recuperar lo que Adán perdió por causa del pecado; no solo lo restituyó sino que lo mejoró. Te quiero profetizar en el nombre de Jesús, que viene un tiempo de restitución y restauración sobre nosotros.
  • Viene restitución y posicionamiento. Te vas a sentar en la mesa que el Señor preparó para nosotros.

NO DEJES QUE EL RECHAZO TE IMPIDA RECIBIR EL REGALO DE LA GRACIA

En 2 Samuel 9:8 vemos que Mefi-bosef se consideraba “un perro muerto” por todas las cosas malas que le habían sucedido:

  • Perdió a sus padres
  • Lo lisiaron por accidente
  • Vivía en un lugar en ruinas
  • Después de ser un príncipe paso a ser un mendigo.

Por eso se consideraba un perro muerto ya que se rechazaba a sí mismo, se condenaba y pensaba que era merecedor de todo lo malo que le estaba pasando, por eso le dijo a David “no soy merecedor de todo este amor, de toda esta bondad y de toda esta misericordia”.

Dios nos aceptó en el amado que es Cristo; Él es el único que puede cambiar tu desgracia en gracia, puede cambiar la maldición en bendición, puede sacar de la oscuridad a su luz admirable. La bendición y la gracia que Dios va a derramar sobre nosotros no solo va a caer sobre nosotros sino sobre los que están cerca de nosotros (2 Samuel 9:9-10).

La gracia hace que te perfecciones en medio de tus debilidades. 2 Samuel 9:13 dice: “Y moraba Mefi-boset en Jerusalén (ciudad de paz), porque comía siempre a la mesa del rey (mesa de abundancia); y estaba lisiado de ambos pies (debilidad humana). La “debilidad humana” se refiere a la situación del apóstol Pablo en 2 Corintios 12:7-9 donde él tenía “un aguijón en la carne”; algunos dicen que era un enfermedad en sus ojos, otros dicen que era la persecución que sufría en donde predicaba. Es incierto lo que era pero era una debilidad humana. Este le había pedido al Señor que lo quitara pero Dios le dijo en 2 Corintios 12:9 “…Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad…”.

Eso es gracia: Que puedes sentarte a la mesa del Señor, disfrutar de su Palabra, de su bendición, te puede sentar a la mesa del Señor y esconder tu debilidad bajo la mesa. De repente tienes mal carácter pero depende de la gracia y el perdón de Dios y el Señor te va perfeccionando; o de repente tienes problemas en tu matrimonio o has fracaso en esa área pero Dios no te condena porque eso y más está debajo de la mesa y Dios te esta perfeccionado. ¡Dios te dice “bástate de mí gracia”!

Quizás vas a la congregación pero nadie sabe que estás pasando necesidad económica o no comes las tres comidas pero estas aquí adorando al Señor. Tal vez vas a la congregación y tienes luchas con malos deseos, pecados y pasiones, pero a través de la gracia y la ayuda del Espíritu Santo te ayuda a vencerlos.

Si tienes depresión, pon eso debajo de la mesa de su gracia y Dios te libera y te ayuda.

 

GENEROSIDAD EN FAMILIA

2 Corintios 8:1 -2 nos enseña que Dios le dio una gracia y un don a la Iglesia de Macedonia. La gracia del dar y la generosidad libraron a la iglesia de la pobreza y de la tribulación. Es tiempo que nosotros abundemos en esta gracia.

 

DECRETO APOSTÓLICO

Decretamos en el nombre de Jesús que la gracia de Dios nos protege, nos guarda, y que de Cristo tomamos gracia sobre gracia, que el poder de su gracia abre puertas delante de nosotros y que caminamos con cielos abiertos. Anulamos todo plan de muerte, destrucción y desgracia.

#AltarFamiliar #ManifestacionDeLaGraciaDivina

 

 

Descargar Altar Familiar

Reportar Altar Familiar:

 

[[[["field16","equal_to","1"]],[["show_fields","field17"]],"and"],[[["field16","equal_to","2"]],[["show_fields","field22,field17"]],"and"],[[["field16","equal_to","3"]],[["show_fields","field21,field17,field22"]],"and"],[[["field16","equal_to","4"]],[["show_fields","field20,field17,field22,field21"]],"and"]]
1 Step 1
Familia
Dirección exacta donde se realizó
Tema impartido
Nombre de las personas asistentesseparadas por (,) ó una por línea.
0 /
Nombre de las personas que hicieron la “Oración de fe”.separadas por (,) ó una por línea.
0 /
Para confirmar tus ofrendas vía transferencia:
Banco desde la cual la hizo:
Monto
N° ReferenciaCódigo o referencia de la operación
Captura de pantallaopcional
cloud_uploadSubir
Testimonios
0 /
Información adicional
0 /
keyboard_arrow_leftPrevious
Nextkeyboard_arrow_right