ALTAR FAMILIAR DEL 21 DE ENERO 2019

Altar Familiar 25 de Junio 2018

“ROMPIMIENTO PROFÉTICO FINANCIERO”

AUTOR: APÓSTOL HOLVER ESCALA


PAN DE VIDA

Salmo 34:1:

“Bendeciré a Jehová en todo tiempo; su alabanza estará de continuo en mi boca”.

Reina-Valera 1960 (RVR1960)

 

ORACIÓN EN FAMILIA

“Padre, te bendecimos, y exaltamos y engrandecemos tu nombre. Gracias porque tú has sido bueno con nosotros, eres el único y poderoso Dios. Te pedimos padre en el nombre de Jesús que haya un rompimiento profético en las finanzas y en cada área de nuestras vidas. En el nombre de Jesús. Amén”.

 

PRINCIPIOS DE BENDICIÓN PARA LA FAMILIA

Cuando caminamos bajo el señorío de Cristo no caminamos por intentos humanos sino por determinación divina. En el Reino de Dios no hay intentos, hay es determinación. Los intentos te llevan al fracaso y al trauma, en cambio, la determinación te lleva a alcanzar las metas en Dios. Cuando la persona intenta algo, lo hace con un sentimiento de duda pero cuando lo haces con determinación, lo haces con fe de que llevarás a cabo lo que te has propuesto.

En este tiempo, has intentado muchas cosas para poder vencer los problemas económicos, hemos sentido ataques contra nuestras finanzas por la crisis, por la inflación, por la inseguridad, y a veces podemos sentirnos derrotados y no avanzamos, pero es el tiempo de no hacer intentos humanos o naturales, sino que pongamos toda nuestra vida y todo nuestro ser bajo el señorío de Cristo y veremos que él nos dará una determinación sobrenatural para avanzar, para crecer en Dios y para prosperar en todas las cosas.

Para que haya un rompimiento financiero, debemos poner nuestras finanzas bajo el señorío de Cristo, bajo su gobierno y bajo su diseño. Tenemos que manifestar ese poder que Dios nos ha dado para hacer las riquezas.

Deuteronomio 8:17-18 dice: “y digas en tu corazón: Mi poder y la fuerza de mi mano me han traído esta riqueza. Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padres, como en este día”. Dios le estaba hablando a la nación de Israel que las riquezas que ellos iban a tener en la tierra prometida no iban a venir por intentos humanos o por fuerza humana, ni por su mano o por su fuerza, sino que Dios le iba a dar un poder sobrenatural, una capacidad, inteligencia y sabiduría divina para hacer las riquezas. Ese poder sobrenatural esta en Dios.

Pero el Señor le dijo que si ellos se olvidaban de Dios y no le daban gloria y honra a Él, iba a traer como consecuencia que iban a perecer y ser dispersados entre las naciones, sin tierra y sin herencia (Deuteronomio 8:19-20).

Esto nos da a entender que la adoración está conectada con el rompimiento profético en las finanzas y en todas las áreas de tu vida; si adoras a Dios Él te da una bendición que te va a enriquecer pero no va a añadir tristeza, ni sufrimiento por causa de esa riqueza (Proverbios 10:22).

Debes entender que las personas que adoran las tinieblas y la maldad pueden tener riqueza y fama por un tiempo, pero no son riquezas permanentes (Mateo 4:8-9) y añaden sufrimiento, tristeza, destrucción y las personas pierden su alma en el infierno (Mateo 16:26).

Por otro lado, las riquezas que ofrece Dios son en esta vida y en la venidera, son permanentes y eternas, son riquezas completas, riquezas espirituales eternas y riquezas materiales para que podamos cumplir con el propósito de Dios. ¡Esto es lo que el Señor quiere manifestar en nosotros! Pero, para que haya ese rompimiento que desata el poder sobrenatural de Dios para hacer las riquezas, es necesario que nosotros adoremos a Dios.

La adoración va más allá de una canción, es la entrega de todo nuestro corazón y nuestra mente al Señor (Marcos 12:30). Cuando una persona ama a Dios con todo, adora y sirve a Dios en los buenos y en los malos momentos, cuando tiene o cuando no tiene, en pocas palabras, cuando Dios le da mucho esa es la excusa de Servir, amar y adorar más a Dios.

Pero cuando una persona es bendecida por Dios, es bendecida por la Palabra del Reino de Dios y se olvida quien fue quien lo bendijo y a través de quienes. Cuando lo olvidas, empiezas a decir “fue mi capacidad, fue mi título, es mi sabiduría, soy yo”. Cuando esto sucede, todo empieza a decaer porque no le das gloria y honra al Señor, en cambio, no reconocen que Dios fue el que le dio el poder para prosperar.

El rompimiento profético financiero viene cuando entras en una profunda adoración a Dios y lo das todo por el Señor, por esa razón, Dios nos ha venido enseñando que lo primero es todo, que la primicia es todo, y que no solo es en este mes, sino toda la vida que debemos amar, adorar y servir a Dios con todo.

Las familias de la nación de Israel dejaron la adoración al Señor, y esto trajo como consecuencia que fueran esclavizados por el sistema opresivo egipcio, vivieron amargados, tristes, con duro trabajo y poca paga (Éxodo 1:13-14).

Cuando la gente se olvida de Dios, ya no le ama con el 100% de su corazón y su vida, y es allí donde empieza la opresión, la asfixia económica, la amargura y el afán. Por eso Dios envió a Moisés a la nación de Israel para que volviera a adorar al único y poderoso Dios; envió a Moisés para que el Faraón dejara ir al pueblo y que lo alabaran y lo adoraran (Éxodo 5:3).

Todas las plagas y los juicios que vinieron sobre Egipto fueron por causa de que hubo un sistema y un Faraón que le impedía a la nación de Dios adorarlo. Esto nos enseña que la adoración no es algo que solo hacemos en el lugar de reunión congregacional, sino es algo que hacemos en todo tiempo, es un asunto de gobierno de Dios que manifiesta todo su poder para traer un rompimiento profético y para traer una gran apertura financiera para poder adorar a Dios en libertad.

Entonces Dios le habló y le dijo: “Este mes os será principio de los meses; para vosotros será éste el primero en los meses del año” (Éxodo 12:2). El Señor le dijo a todas las familias que se iban a reunión y sacrificar un cordero que representaba a Cristo, que lo iban a compartir entre las familias, iban a pintar los dinteles de la puerta con la sangre de ese cordero (Éxodo 12:4; 7) y esto iba a hacer que el juicio cayera sobre los dioses de Egipto y sobre los egipcios y la casa del faraón (Éxodo 12:13).

En otras palabras, el Señor le dijo: Quiero que vuelvan a adorarme y alabarme en la intimidad familiar, que sus casas sean altares de adoración donde pueden tener comunión con Cristo para que su familia estén bajo el Nuevo Pacto en la sangre de Cristo. Esto es la primicia de un nuevo tiempo, un tiempo de libertad espiritual, familiar y económica, con esto Dios traerá un rompimiento profético que destruirá la opresión financiera y traerá una gran apertura, abundancia y traspaso.

A veces, se ha menospreciado el Altar Familiar y el reunirnos como familia a orar, de reunirnos como familia a leer la palabra, a sentarnos juntos en la mesa y comer juntos, en adorar a Dios en familia. El Altar Familiar es en todo tiempo: En la relación, en el trato, en el amor, en el compartir, en las risas; y cuando los días lunes leemos la lección de la Palabra, el poder de Dios se manifiesta y se activa el poder de la sangre de Cristo que hace que ninguna plaga y desgracia toque nuestra casa, se activa el poder angelical y Dios manifiesta la derrota que Cristo le propino a los principados en la Cruz.

Las familias de Israel ofrecieron un cordero, presentaron una ofrenda de rompimiento y esto trajo la gracia del traspaso (Éxodo 12:35-36). Cuando hacemos el Altar Familiar, nos congregamos en la Iglesia y cuando damos una ofrenda especial es como un martillo o una arma de guerra que rompe con la pobreza y la miseria en nuestra vida. Es tiempo de levantar semillas de rompimiento que traigan una cosecha de traspaso.

Es necesario y urgente que volvamos a una adoración genuina con el Señor, en lo personal y en lo familiar, a un tiempo profundo de consagración y un tiempo de primicias. ¡Es tiempo de consagración! (Éxodo 13:2). El tiempo de consagración es todo el tiempo, adorar a Dios, orar y usar las armas espirituales poderosas que el Señor nos ha dado. Estamos en un tiempo de despertar en adoración, en el servicio al Señor, en predicar su evangelio a las personas que no le conocen y así ver la manifestación de su poder.

ESTAMOS EN UN TIEMPO DE ALABAR, ADORAR Y ORAR PARA QUE HAYA UN ROMPIMIENTO (SALMO 34:1-10).

Debemos bendecir al Señor en todo tiempo en una alabanza continua (Salmos 34:1-3). No podemos orar y alabar a Dios solamente en la congregación, es algo continuo, en tu casa, en el trabajo, cuando caminas, cuando te levantas y cuando te acuestas. Debemos aprender a darle una alabanza y adoración continua y constante al Señor, estamos en un tiempo de exaltar y engrandecer al Señor, no es tiempo de engrandecernos nosotros.

Cuando buscamos a Dios en esa búsqueda incesante y oramos con fuerza y con perseverancia, Él nos escuchará y nos librará de todos nuestros temores (Salmos 34:3). Lo que viene es un rompimiento de todo sistema de intimidación, control y manipulación. Declaro en el nombre del Señor Jesús que somos librados de todos nuestros temores y que somos activados en el poder de la fe.

No pongamos la esperanza en lo natural, pongamos la mirada en Dios y en su Palabra porque si ponen la mira en Cristo seremos alumbrados y no seremos avergonzados (Salmos 34:5).

Este es el tiempo donde Dios escuchará la oración y el clamor de los necesitados y de los pobres, y el Señor los librará de todas sus angustias (Salmos 34:6). Es tiempo de que esta nación sea librada de la pobreza, tiempo donde tu familia sea librada de la angustia, tiempo de liberación y rompimiento.

El ángel del Señor (Cristo) acampa alrededor de los que le temen, de los que creen, de los que adoran y aman a Dios con todo y el mismo Cristo nos va a defender; el mismo Cristo defiende a los necesitados, a los pobres y a los angustiados (Salmos 34:7).

Declaro y profetizo en el nombre de Jesús que este será el tiempo donde vamos a probar, a gustar y a ver que Dios es Bueno (Salmos 34:8) porque seremos bendecidos los que en el Señor confían.

Es un tiempo de temer, tener reverencia y adorar a Dios porque los que adoran a Dios nada les falta (Salmos 34:9).

Los cachorros de león necesitan y tienen hambre pero los que buscan en oración al Señor, los que adoran y los que caminan en el poder del todo no tendrán falta de ningún bien (Salmos 34:10).

A partir de esta semana, todos en familia hagamos el devocional de los 40 días de perdón, oremos, hagamos declaraciones proféticas de liberación, sanidad, prosperidad y hagamos las acciones proféticas porque Dios se manifestará con poder. Hagamos el Altar Familiar con reverencia y adoración y hoy, levantemos una semilla de generosidad, rompimiento y preparémonos para el próximo domingo que tendremos Fiesta de Primicias.

 

GENEROSIDAD EN FAMILIA

Levanta una semilla de rompimiento para que haya una cosecha de traspaso y transferencia.

 

DECRETO APOSTÓLICO

Declaramos que en el Reino de Dios no hay intentos humanos, que nosotros caminamos en determinación divina, que lo que comenzamos en Dios y en su obra nosotros lo terminamos. Declaramos que nos encendemos en la adoración y el amor al Señor, que somos gente que adora a Dios a nivel personal y familiar, y declaramos rompimiento y traspaso, en el nombre de Jesús.

#AltarFamiliar #RompimientoProféticoFinanciero

 

Descargar Altar Familiar

Reportar Altar Familiar:

 

[[[["field16","equal_to","1"]],[["show_fields","field17"]],"and"],[[["field16","equal_to","2"]],[["show_fields","field22,field17"]],"and"],[[["field16","equal_to","3"]],[["show_fields","field21,field17,field22"]],"and"],[[["field16","equal_to","4"]],[["show_fields","field20,field17,field22,field21"]],"and"]]
1 Step 1
Familia
Dirección exacta donde se realizó
Tema impartido
Nombre de las personas asistentesseparadas por (,) ó una por línea.
0 /
Nombre de las personas que hicieron la “Oración de fe”.separadas por (,) ó una por línea.
0 /
Para confirmar tus ofrendas vía transferencia:
Banco desde la cual la hizo:
Monto
N° ReferenciaCódigo o referencia de la operación
Captura de pantallaopcional
cloud_uploadSubir
Testimonios
0 /
Información adicional
0 /
keyboard_arrow_leftPrevious
Nextkeyboard_arrow_right